Publicado: Junio 28, 2021

 

Las 12 mejores plantas para purificar el aire

Por Equipo Editorial Plantas a Domicilio - Tiempo de lectura: 7 min

 

  1. En casa nos sentimos seguros, protegidos del mundo exterior, especialmente de su contaminación, pero, ¿sabías que el aire de tu casa puede tener mucha contaminación también?

  2.  
  3. Con partículas de plástico, fibras sintéticas, humo, productos de limpieza, algunos productos de uso personal como los esmaltes de uñas, entre otros agentes contaminantes. ¿Tiene solución? ¡Claro que sí!

  4.  
  5. No hay solución más natural y hermosa a estos inconvenientes que las plantas, que además de ser muy lindas y decorativas, te ayudarán a mejorar la calidad del aire de tu hogar.

     


    Así que prepárate para conocer todo lo que las plantas pueden hacer por tu bienestar y el de tu familia ¡Empezamos!

  6.  
  7.  

    Tabla de contenido:

    1. ¿Pueden las plantas purificar el aire?
    2. Potos
    3. Espatifilo
    4. Ficus
    5. Sansevieria
    6. Areca
    7. Crisantemos y gerberas
    8. Drácena
    9. Filodendro
    10. Palo de Brasil
    11. Hiedra inglesa
    12. Cintas
    13. Orquídeas

     

¿Pueden las plantas purificar el aire?

La calidad del aire puede influir mucho en nuestro estado de salud, es por eso que se vienen haciendo estudios desde los años ochenta sobre la contaminación del aire en los espacios cerrados y sus efectos secundarios.

 

El tema es tan relevante que incluso la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) elaboró un estudio apoyado por Bill Wolverton, director de la organización ambiental Wolverton Environmental Services, donde se demostraba que algunas plantas tienen la capacidad de purificar el aire de sustancias nocivas hasta un 85%.

 

A estas sustancias nocivas presentes en el aire se les conoce como componentes orgánicos volátiles o VOC, por sus siglas en inglés, y pueden llegar a causar enfermedades respiratorias si tenemos una exposición constante a ellos.

 

Te presentamos los principales elementos nocivos para la salud y los lugares más comunes donde podemos encontrarlos:

 

  • Formaldehído: es un producto químico que generalmente se usa como bactericida o conservante en la elaboración de ropa, detergentes para platos, plásticos, limpiadores de alfombras, barnices, algunos pegamentos, entre otros. Algunas personas cuando tienen una exposición a este componente pueden presentar ojos llorosos, ardor de garganta, tos, irritación en la piel, dificultad para respirar, etc.
  • Tricloroetileno: es un solvente incoloro y muy volátil, sus usos más comunes son para desengrasar metales, o en refrigerantes. La exposición a cantidades concentradas de este componente puede ocasionar dolores de cabeza, confusión, náuseas, incluso pérdidas del conocimiento.
  • Benceno: es un componente natural del petróleo crudo, es sumamente inflamable y está presente en productos como los cigarrillos. El consumo constante de benceno puede llegar a ocasionar diferentes tipos de cáncer.
  • Amoníaco: es un gas con un olor muy fuerte y característico (similar a la podredumbre) se produce en el cuerpo humano, en la tierra y a veces en el agua de forma natural, pero se hace verdaderamente dañino cuando lo encontramos en productos de limpieza muy fuertes, diseñados para combatir la suciedad de una forma radical, como los limpiadores de horno, de drenaje, de inodoros, incluso de cristales. Puede ocasionar quemaduras en la piel, ojos, e incluso boca y pulmones por el solo hecho de respirarlo.
  • Xileno: es un líquido que usualmente se usa como agente de limpieza y diluyente de pinturas y barnices, incluso se ha llegado a utilizar en el caucho y en el cuero. Los niveles altos de xileno pueden causar irritación en la piel, en los ojos, garganta y nariz, e incluso puede ocasionar problemas para respirar bien.
  • Tolueno: es un solvente usado para fabricar esmaltes de uñas, lacas, adhesivos, productos para curtir cueros. Puede afectar el sistema nervioso, causando cansancio, confusión, debilidad, náuseas y pérdida de apetito.

 

Afortunadamente las plantas de interior que vamos a presentarte tienen la capacidad de ayudarte a purificar el aire de tu hogar y así evitar algunos de los problemas de salud causados por los agentes contaminantes mencionados.

 

Ten en cuenta que aunque las plantas pueden contribuir, debes informarte muy bien sobre los componentes de los productos que mantienes en tu hogar y tomar las medidas necesarias para preservar tu salud y la de tu familia.

Potos

El poto o potus es una de las plantas purificadoras más conocidas, ya que tiene la capacidad de absorber sustancias como el formaldehído, el xileno o el benceno, además de ser decorativa, es de fácil cuidado y la puedes instalar en el interior o exterior de tu hogar gracias al toque decorativo que ofrecen sus hojas en forma de corazón.

 

Se adapta muy fácilmente en temperaturas que oscilan entre los 17 y 30 °C, y al ser una planta que puede crecer como una planta trepadora, puede que sus hojas crezcan aún más, y buscarán apoyo para poder abarcar todo el espacio posible, para ello te recomendamos colocar un tutor o colgante para que comiencen a trepar.

 

Espatifilo

Es una de las plantas de interior capaz de absorber los principales elementos nocivos que se pueden encontrar en nuestro hogar como el benceno y el formaldehído. También se le conoce como la flor de la paz o vela del viento, es muy sencilla de mantener, florece todo el año, puede vivir en ambientes de poca iluminación y absorbe el exceso de humedad de la casa, evitando que así se forme el moho en las paredes.

 

Para su cuidado, es importante mantenerla en temperaturas superiores a los 18 ºC y tenerla lejos de las corrientes de aire para que su flor pueda crecer apropiadamente.

 

Ficus

Existen más de 800 especies de ficus, de las cuales la más eficaz para eliminar elementos nocivos como el formaldehído es la ficus robusta o árbol del caucho.

 

Es muy buena para filtrar sustancias volátiles de los productos adhesivos, ayuda a minimizar los ruidos del hogar, es muy resistente y fácil de cuidar, solo necesita un sustrato ligero y aireado, para incrementar la capacidad de purificación, ya que son las raíces las que realizan ese proceso.

 

Debes cuidar que no reciba luz directa, ya que los rayos del sol pueden quemar sus hojas.

Sansevieria

También se le conoce como lengua de suegra o espada de san Jorge, es muy perfecta para la decoración de interiores, y elimina sustancias tóxicas como el benceno, el tolueno, el tricloroetileno y el formaldehído del aire de tu hogar.

 

Al ser una suculenta, es una planta muy resistente a las plagas, a los ácaros y a los cambios de temperatura, y como es de bajo mantenimiento, puedes regarla una vez cada dos semanas.

Areca

La areca o palmera de bambú es una planta de interior que no necesita luz directa del sol ya que esto puede quemar sus hojas, y es ideal para los espacios más bien oscuros o escondidos, además tiene la capacidad de purificar el entorno de productos químicos como el xileno, tolueno o formaldehído. Al combinarla con más plantas en el hogar que puedan purificar el aire tendrá mucha más efectividad.

 

Crisantemos y gerberas

Ambas pertenecientes a la familia Asteraceae, se caracterizan por sus colores llamativos y son usadas como adornos en jardines, salones o incluso para ramos de flores. Pero no solo decorarán tus espacios, sino que son plantas que combaten eficazmente el formaldehído, xileno, benceno o amoníaco.

A pesar de que a estas plantas les gusta recibir luz solar, es importante que las riegues con regularidad y revises que la tierra esté siempre húmeda para mantenerlas hidratadas y para que sus colores sigan viéndose vivos.

 

Drácena

Esta hermosa planta de origen africano se ha convertido en una planta de interior muy popular, es perfecta para purificar los compuestos tóxicos del humo del cigarrillo, capta el polvo que se encuentra suspendido en el aire, además es recomendable ubicarla en habitaciones recién amuebladas o pintadas ya que filtra sustancias como el formaldehído y el xileno.

 

No demanda demasiados cuidados, como sus tejidos retienen el agua, pueden soportar los riegos irregulares, pero lo recomendable es hacerlo dos veces por semana.

 

Filodendro

Son plantas muy hermosas, agradecidas y sencillas de cuidar, requieren un riego regular y no necesitan luz directa para mantenerse sanas, este tipo de plantas trepadoras ayudan a eliminar compuestos tóxicos del aire como el formaldehído.

¡Pero cuidado! A pesar de ser una planta resistente, puede llegar a ser una planta tóxica para mascotas o niños, ya que algunas especies pueden tener hojas venenosas.

 

Palo de Brasil

Su nombre científico es Dracaena fragrans, y es también conocido como tronco de Brasil o palo de la felicidad. Sus hojas de color verde brillante son de fácil cuidado y capaces de reducir el tricloroetileno y el xileno del ambiente, ayudando a purificar el aire de nuestro entorno.

 

No requiere demasiado mantenimiento, no necesita mucho riego, eso sí, el suelo debe permanecer húmedo, también es recomendable pulverizar un poco de agua en las hojas para mantenerlas en buen estado.

 

Hiedra inglesa

Es una de las mejores plantas de interior para purificar el aire, además es muy estética ya que al ser trepadora puede crecer en cualquier rincón en donde la ubiques, puede llegar a crecer hasta 20 metros de altura, y se adapta muy bien a los ambientes húmedos y frescos, además es excelente para limpiar el ambiente del benceno, tricloroetileno y formaldehído.

 

Cintas

Son perfectas para eliminar hasta el 96% del monóxido de carbono en 24 horas, también para reducir los niveles de benceno, tolueno y formaldehído.

 

Se puede adaptar a los espacios en donde reciba mucha o poca claridad y a los cambios radicales de temperatura, eso sí, no es recomendable que reciba demasiada luz directa porque sus hojas pueden tornarse amarillentas, te recomendamos regarla dos veces por semana en verano y una en invierno para evitar que las raíces se pudran.

 

Orquídeas

Esta flor preciosa te ayudará a eliminar el xileno del ambiente, y además de servir para darle un toque de color único a tu hogar, te protegerá de sufrir dolores de cabeza característicos al ser expuesto a los olores que desprenden los barnices, pegamentos, pinturas, entre otros. Puede parecer un poco complicada de cuidar, pero es cuestión de investigar y de probar los cuidados que le agradan a tu orquídea y cuales no parecen ser favorables.

 

 

Evita ponerla al sol directo, pero asegúrate de que reciba luz indirecta y que el ambiente tenga cierta humedad, además, fíjate bien en el estado de sus raíces, si se encuentran verdes significa que la planta está bien hidratada y con los nutrientes necesarios, si están de color blanco, necesita riego.

 

En Plantas a Domicilio tenemos una gran variedad de plantas purificadoras que también alegrarán los espacios de tu hogar.

 

Puedes checar nuestro catálogo y seguirnos en nuestras redes sociales para que veas las bellezas que tenemos. Además, no dudes en preguntarnos sobre las características y cuidados de las plantas que más llamen tu atención.