Publicado: Junio 30, 2021

 

Cuidado de las orquídeas: guía y consejos

Por Equipo Editorial Plantas a Domicilio - Tiempo de lectura: 7 min

 

  1. Cuando hablamos de plantas de interior hay algunas especies que siempre son protagonistas, este es el caso de la orquídea. Esta hermosa planta cuenta con muchas especies pertenecientes a diferentes categorías.


    Muchos creen que son plantas exquisitas, aunque en realidad, una vez que tenemos en cuenta su lugar y condiciones de origen, para entender sus necesidades, el cuidado de las orquídeas se facilita. Sin embargo, la orquídea sí requiere más atención que otras plantas de interior.


    Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre los cuidados básicos de la orquídea. ¡Anímate!

  2.  
  3. Tabla de contenidos:
  4.  
    1. La orquídea y sus características
    2. Tipos de orquídea
    3. Cómo cuidar una orquídea
    4. Trasplante de la orquídea
    5. Plagas de la orquídea
    6. Consejos extra para cuidar tu orquídea

La orquídea y sus características

 

orquidea cuidados

 

La orquídea, cuyo nombre científico es Orchidaceae, es una de las especies de plantas más conocidas debido a su popularidad como planta decorativa. Sin embargo, a pesar de ser increíblemente popular y encontrarse en muchos hogares, esta planta no siempre es fácil de tener y, para muchos, a veces es un misterio.

 

El hábitat natural de esta planta son las zonas tropicales y generalmente se desarrollan como plantas epífitas. Esto significa que usan otras plantas como soporte, aunque no se aprovechan de estas nutricionalmente, es decir, no las parasitan.

 

Existen más de 30 mil especies en la familia de las orquídeas, entre estas, la más común es la orquídea mariposa cuyo nombre real es Phalaenopsis, su nombre proviene del aspecto de sus flores, ya que su forma se asemeja a las alas de una mariposa, así mismo, sus colores son el blanco y el morado.

 

En Plantas a Domicilio tenemos una increíble selección de Plantas para interiores, en la cual tenemos variedad de orquídeas.

 

Tip extra: te recomendamos investigar qué tipo de orquídea tienes para conocer sus particularidades y necesidades especiales.

Tipos de orquídea

 

Como lo mencionamos anteriormente, especies de orquídeas hay muchísimas, pero también hay tipos de orquídeas. Para poder cuidarlas bien, que estén sanas y se desarrollen como deberían, en vez de diferenciarlas por especie, podemos ver de donde son originarias y algunas características comunes, para clasificarlas.

 

Los tipos de orquídeas son los siguientes:

 

  1. Epífitas: son el tipo de orquídea más común, este se soporta y crece de otra planta. La relación es beneficiosa para la orquídea, puesto que se alimenta de la superficie viva en la que se encuentra sin generarle ningún daño. Las orquídeas epífitas generalmente crecen en las zonas tropicales y se instalan en las copas de los árboles, de esta manera obtienen mucha más luz solar. Debido a que no están enraizadas a la tierra, estas plantas se han adaptado para poder obtener todo lo que necesitan, sus raíces son esponjosas y gruesas con la finalidad de poder absorber y almacenar agua. Las especies más conocidas de este tipo son: Cattleya, Phalenopsis, Vanda, Miltonia, Cambira, Dendrobium, Aerangis, Cymbidium y Odontoglossum.
  2. Terrestres: estas orquídeas, al igual que la mayoría de las plantas, crecen de la tierra, con sus raíces bajo el suelo para obtener los nutrientes necesarios para su desarrollo. A diferencia de las epífitas, estas se dan mejor en climas templados. Algunas de las especies más conocidas de este tipo son la Calanthe, Paphiopedilum o Cymbidium. En nuestra tienda en línea podrás encontrar dos hermosas especies terrestres, la orquídea morada y la orquídea blanca.
  3. Trepadoras: las orquídeas trepadoras son un subgrupo de las plantas terrestres. Estas son poco conocidas y se consideran minoría. La razón por la cual se categorizan como plantas terrestres y no epífitas es porque sus raíces están bajo tierra, pero trepan otras superficies.Esto las hace muy interesantes, puesto que obtienen todos sus nutrientes de la tierra, pero llegan a estar en lugares altos. Así como tienen raíces bajo tierra, tienen algunas raíces aéreas de las que obtienen humedad.
  4. Litófitas: también conocidas como semi terrestres, las orquídeas litófitas son un grupo pequeño de especies. Su característica resaltante es que crecen con sus raíces en piedras rodeadas de musgo u hojas en descomposición. Esta planta almacena el agua necesaria para poder sobrevivir periodos de sequía. Algunas de las orquídeas más conocidas de este tipo son: Dendrobium, Phalenopsis, Bifrenaria, Pholidota y Maxillarias.

 

cuidado orquideas

Cómo cuidar una orquídea

 

como cuidar una orquidea

La orquídea a veces tiende a comportarse de manera particular, puede dejar de florecer de la nada o mostrar manchas, es por eso que conocer los detalles para su cuidado es tan importante:

 

Riego y humedad

Debido a su lugar de origen, la humedad ambiental es imprescindible. Hay maneras de simular esta humedad en casa, una recomendación es colocar la planta sobre una bandeja con agua, sin que esté en contacto directo, para esto se pueden usar piedras. El resultado es que la planta no toca el agua, pero se beneficia de su evaporación.

 

La frecuencia de riego y la cantidad de agua depende de muchas variables. El tamaño de la planta, la temperatura de la casa, época del año, el tipo de orquídea y más. Aunque como característica general, las orquídeas responden mejor a la falta de riego que al exceso.

 

Se recomienda regar en abundancia. Así mismo, en la medida de lo posible se sugiere sumergir la maceta en agua y dejar que absorba la cantidad de agua que necesite. Con regarla en abundancia una vez a la semana y asegurando que la maceta tenga un buen drenaje la orquídea debería estar bien. El exceso podría llevar a que las raíces de la planta se pudran.

 

Luz

Las orquídeas necesitan estar en ambientes con suficiente luz, es por eso que se recomienda colocarlas en espacios de la casa donde haya mucha luz natural, sin que reciba sol directo. El lugar ideal es cerca de una ventana con cortinas que filtren la luz directa.

 

Debemos recordar que son plantas de clima tropical como Filipinas, Australia, Taiwán y Perú, por eso el sol es importante. En su medio natural, estando en las copas de los árboles, reciben mucho sol indirecto debido a que están cubiertas por las ramas de los árboles.

 

Temperatura

Dentro de todas sus exigencias, las orquídeas son plantas resistentes, por lo cual se dan bien en los hogares y tienen un amplio rango de temperatura ideal. Se puede mantener en el rango entre los 30 y 10 grados. Los expertos recomiendan someter a la planta a un cambio de temperatura de 10 grados entre el día y la noche, debido a que esto ayuda a su floración.

 

Abono y sustrato

Debido a la popularidad de esta planta, se encuentra con facilidad sustrato con abono especial para orquídeas en muchos centros de jardinería. Es aconsejable que este se le coloque a la planta entre cada cuatro y seis semanas.

 

Trasplante de la orquídea

Así como para todas las plantas, el trasplante es clave para el desarrollo de la planta. En el caso de la orquídea se recomienda que el trasplante ocurra cada dos años, después de su floración.

 

Los pasos concretos del trasplante son los siguientes:

  • Riega la planta por inmersión
  • Retírala de la maceta
  • Inspecciona las raíces, retirando todo lo que esté en el cepellón
  • Corta las raíces dañadas
  • Trasplantar a tierra nueva, colocando la planta con cepellón sobre el sustrato
  • Presiona el sustrato con las manos para que haga contacto con las raíces
  • Haz los cuidados postrasplante, esto implica no regar la planta inmediatamente después del trasplante. No abonarla por un mes. Protegerla del sol para que no se deshidrate y mantener la humedad con un vaporizador.

 

Plagas de la orquídea

Los problemas y enfermedades de la mayoría de las orquídeas generalmente son causados por errores de su cuidado. Así mismo, existen enfermedades cuyas causas son las siguientes:

 

  • Hongos: es una de las plagas más habituales de la orquídea. Estos se muestran como manchas marrones en hojas y pseudobulbos. Una buena manera de evitarla es colocar a tu orquídea en un lugar aireado, la renovación de aire es clave. En caso de tener una planta cuyos hongos no parecen irse con la ventilación adecuada, se recomienda el uso de fungicidas.

 

  • Parásitos: generalmente las plantas de interior no son afectadas por animales, a menos de que estén en contacto con plantas de exterior a lo largo del año.

 

En el caso de que la orquídea se enferme por parásitos, estos serían cochinillas, pulgones, araña roja. Te recomendamos revisar nuestro artículo sobre cuidado de las plantas.

 

  • Virus: son muy poco habituales, se muestran como cortes bruscos en las hojas de las flores o rayas en sus colores. Lamentablemente no existe un tratamiento para solucionar virus en plantas, lo que se recomienda es cortar las partes afectadas con mucho cuidado, porque estos virus se propagan por el contacto y no queremos dañar otras flores.

 

Consejos extra para cuidar tu orquídea

Las orquídeas son una opción increíble a pesar de ser un poco más demandantes. En Plantas a Domicilio te brindamos consejos sobre el cuidado de estas plantas.

 

Una de nuestras recomendaciones es usar macetas transparentes para tus orquídeas para que puedan aprovechar la luz. Así mismo, un buen drenaje es primordial para el correcto crecimiento y desarrollo de la planta. La ubicación de la orquídea es clave, se debe tener en cuenta los factores de luz y aire.

 

Las varas son una parte de la planta que ocasionalmente genera dudas. En el caso de que la vara floral se seque, lo mejor es cortarla por la base. Si se encuentra bien, pero se han caído las flores, se sugiere cortarla por encima del primer nudo, de esta manera crecerá una nueva vara.

 

¿Tu orquídea no ha florecido de nuevo? Factores que pueden alterar la floración son: poca cantidad de luz al momento de la floración. Durante este tiempo de floración la planta necesita más abono que en la temporada normal, esto ayudará mucho a los nuevos brotes, se debe abonar cada 10 a 12 días. Así mismo, los cambios drásticos de temperatura son malos para la planta.

 

En caso de tener problemas con tu orquídea o alguna otra planta, en Plantas a Domicilio contamos con un servicio de videoconsulta donde estarás en contacto con profesionales que te ayudarán a brindarle el mejor cuidado a tus plantas.

 

Te invitamos a sumergirte en el mundo de las plantas, estas no solamente son hermosas y una gran opción para decorar los hogares, también tienen múltiples beneficios.