Publicado: Jun 1, 2021

 

Cuidado de las plantas: 5 consejos básicos

Por Equipo Editorial Plantas a Domicilio - Tiempo de lectura: 6 min

 

Aunque las plantas de interior siempre han estado presentes en los hogares de muchas personas, recientemente se ha visto un auge en la compra de plantas, se ha popularizado.

 

Es importante saber los cuidados necesarios que debemos prestar a nuestras plantas para que crezcan sanas. A diferencia de las plantas de exteriores, las plantas de interior requieren de cuidados más especializados debido a que la mayoría de las especies que se comercializan son originarias de otros países. Por ende, pueden necesitar una ayuda extra para crecer en condiciones climáticas diferentes.

 

Si quieres plantas sanas en tu hogar, mira esta lista de cuidados básicos. ¡Te decimos todo lo que necesitas saber!

Tabla de contenido:

  1. ¿Cómo cuidar nuestras plantas?
  2. 5 consejos básicos para el cuidado de las plantas
    1. Luz y temperatura
    2. Riego
    3. Fertilización
    4. Control de plagas
    5. Crecimiento

 

¿Cómo cuidar nuestras plantas?

¿Estás pensando en adquirir una nueva planta para tu casa, balcón o jardín? Es importante que antes de tomar esta decisión consideres que para que tu planta se mantenga sana y duradera necesitas seguir una serie de cuidados de acuerdo a su tipo o especie.

 

Bien sea que estés en la búsqueda de plantas de interior o de exterior, debes conocer tres elementos básicos para que puedan crecer adecuadamente: las condiciones climáticas, el tipo de suelo apropiado para la absorción del agua y circulación del aire, y la cantidad de luz necesaria.

 

A partir de estos factores surgen otros aspectos a tomar en cuenta y que mencionamos a continuación.

 

1) Luz y temperatura

La cantidad de luz solar que tu planta necesita es uno de los aspectos fundamentales sobre los cuales debes informarte, ya que sin ella no podría realizar el proceso de fotosíntesis, necesario para vivir.

 

Si ves que las hojas de tu planta comienzan a caerse o toman un color amarillento, posiblemente sea una señal de falta de luz. Por tanto, te recomendamos colocar tus plantitas cerca de una ventana o vidriera.

 

Es importante preguntar por la cantidad adecuada de luz que debe recibir. Por ejemplo, las plantas variegadas y los cactus o crasas estarán mejor en lugares con mayor iluminación, en comparación con otras plantas más sensibles a la luz como las hortensias y azaleas, que no deben estar expuestas a luz directa.

 

Además, procura que tu planta esté ubicada en un sitio donde la temperatura general sea entre 15 y 20 ºC, evitando aires acondicionados, radiadores u otro tipo de electrodoméstico que pueda alterar el entorno donde se encuentre.

 

Tip: opta por luz natural, pero sin que el sol directo le dé a tu planta, ya que puede quemar sus hojas.

 

2) Riego

Así como los humanos necesitamos del agua para mantenernos hidratados y con energía, lo mismo ocurre con las plantas, por lo que es importante informarnos sobre la cantidad de riego adecuada.

 

Por ejemplo, plantas de interior resistentes como el Ficus lyrata, el aloe, el poto, la Monstera deliciosa (o costilla de Adán) u otro tipo de plantas suculentas suelen requerir menor cantidad de riego en comparación con otras.

 

Pero, ¿cómo saber si mi planta necesita agua? El síntoma más habitual son las hojas amarillas y con puntas secas. Por el contrario, si comienzas a observar hongos u hojas oscuras, posiblemente sea señal de un exceso de agua. Para evitar esta clase de problemas, procura que la maceta de tu planta tenga buen drenaje.

 

Por ello te recomendamos regar pocas veces, pero en profundidad, y asegurarte de las variaciones que necesita en épocas de más frío o calor. Riega a primera hora de la mañana o cuando el sol se ponga por la tarde, para así lograr una mayor retención de agua y aprovechar al máximo la hidratación.

 

Tip: si tu planta se está secando por falta de agua, puedes pulverizar un poco sus hojas y aplicar otros métodos como el plato con grava, que aísle la base de la maceta del agua para garantizar un entorno húmedo a tu planta. Estas pulverizaciones son un buen método para mantener tu planta húmeda y sana.

3) Fertilización

Nutrientes como el nitrógeno, fósforo, potasio o calcio son minerales muy importantes para que nuestra planta crezca sana y fuerte.

 

En general, se recomienda aplicar sustratos cuando la tierra está húmeda o cuando las hojas se tornan amarillas. Además es importante utilizar abonos en las épocas desde la primavera al otoño, ya que es la etapa de crecimiento y floración de las plantas.

 

Tip: procura seguir las indicaciones del abono que tengas, ya que su exceso podría quemar las raíces y obtendrás un efecto contraproducente. Apuesta por productos que sean amigables con el suelo y en general con el medio ambiente. ¿Por qué no preparar tu propio abono casero?

 

4) Control de plagas

Las plantas domesticadas suelen ser mucho más propensas a padecer problemas de plagas. Las más comunes son:

 

La araña roja

Es un ácaro que se alimenta de la planta, ocasionando manchas cloróticas en las hojas. Para su tratamiento se recomienda aprovechar las propiedades del humus de lombriz, que permite acabar con esta plaga.

 

Pulgones

Se trata de pequeños insectos que afectan tanto al tallo como a las hojas, pudiendo afectar la floración de nuestra planta. Sus colores suelen variar entre negro, verde, amarillo, blanco o rojo. Su tratamiento suele ser sencillo y con ingredientes caseros como el vinagre o el ajo, estos pueden actuar como insecticida. 

 

Cochinilla

Es una plaga común en árboles y arbustos, hace que las hojas se tornen amarillas o se caigan prematuramente. Para acabar con ella puedes realizar tu propia mezcla casera con alcohol para quemar, lavaplatos y agua caliente, y rociar tu planta semanalmente durante todo un mes.

 

Tip: mantén tu planta en constante observación (cada 2 o 3 días), especialmente sus hojas, para poder detectar y erradicar cualquier enfermedad que pueda tener.

5) Crecimiento

Y, finalmente, si logras seguir estos prácticos consejos, lo más probable es que tu planta crezca sana y fuerte, por lo que también recomendamos trasplantarla anualmente a una maceta de mayor tamaño. Pero, considera que la frecuencia con la que se debe trasplantar una planta está relacionada con la rapidez con la que crece, algunas necesitarán ser trasplantadas cada dos o tres años. No te preocupes, nosotros te enseñamos todo lo que tienes que saber sobre el proceso para trasplantar tu planta.

 

La mayoría de las plantas necesitan ser trasplantadas a macetas de mayor tamaño varias veces en su vida porque requieren espacio para crecer. Por ejemplo, en el caso de las orquídeas, una de las especies decorativas más populares, cuando sus raíces se encuentran apretadas, su crecimiento se entorpece.

 

En general, la mejor época para realizar la plantación es durante la primavera o el otoño, con cuidado de no manipular mucho las raíces y garantizando un suelo rico en sustratos y minerales (te recomendamos incluir nutrientes como arcilla, arena, fibras, perlitas y abono).

 

¿No sabes qué tipo de maceta escoger? Checa todas las que tenemos disponibles en nuestra web.

 

Tip: aprovecha la plantación para quitar las raíces enfermas, cambiar el agua estancada y añadir nueva tierra con mejores nutrientes para garantizar un mejor crecimiento.

 

Como podemos ver, las plantas no requieren de mayor esfuerzo, es más que todo conocerlas y dedicarles un poco de atención. Las plantas valen la pena, además de decorar tu hogar, traen muchos beneficios. Es por eso que en Plantas a Domicilio tenemos una súper selección de plantitas para que escojas.

 

Sea purificar el aire dentro de tu hogar, aportar toques de color, brindarte privacidad, aromatizar tus espacios, te recomendamos ver todo lo que ofrece el mundo de las plantas. Cuidarlas, además de ser un gran hobby que ayuda con el estrés y la ansiedad, es una actividad de la que te puedes beneficiar directamente, como por ejemplo, teniendo un huerto de especias para cocinar.

 

Si no sabes cómo comenzar con tus plantas o te encuentras en algún apuro con ellas, te ofrecemos sesiones de consulta sobre el cuidado de tus plantas de interior o de jardín. Si tienes un espacio exterior que te gustaría embellecer, prestamos servicios de proyectos a la medida para ayudarte a lograr tus espacios soñados. Síguenos en nuestras redes sociales y únete a nuestra comunidad.