Publicado: Jun 1, 2021

 

7 consejos para regar tus plantas

Por Equipo Editorial Plantas a Domicilio - Tiempo de lectura: 5 min

 

Las plantas necesitan del sol, de abono y de un buen sustrato para vivir y crecer de forma saludable, pero el factor más importante para cuidarlas como se debe es la cantidad de agua que reciben. ¿Cómo sabemos cuándo deben ser regadas?, ¿cuál es el mejor sistema de riego?, ¿cómo identificar que una planta tiene exceso de agua?

 

Todas esas dudas serán aclaradas, además te daremos una serie de tips para regar tus plantas con la cantidad y frecuencia adecuadas. ¡Empecemos!

 

riego de plantas

 

Tabla de contenido:

 

  1. Señales de que mi planta necesita agua
  2. ¿Cuál es el mejor sistema de riego para mi planta?
  3. Los 7 mejores consejos para regar tus plantas

Señales de que mi planta necesita agua

La cantidad de agua que requieren las plantas depende de diversos factores, como el tipo de planta, sus características, la frecuencia de riego, etc.

 

Por ejemplo, si son plantas de interior comunes empezaremos a notar que los bordes se tornan amarillentos o resecos de forma prematura, eso puede significar que necesitan estar menos expuestas al sol y requieren una mayor cantidad de agua.

 

También tenemos plantas suculentas (como los cactus) y es importante resaltar que por más que este tipo de planta esté acostumbrada a estar a pleno sol en su hábitat natural y recibir muy poca agua, la necesitan.

 

Notarás que a tu planta le hace falta agua cuando la parte superior del sustrato o tierra (a 2 o 3 centímetros de profundidad) tiene una apariencia quebradiza, así que debes revisar la tierra con frecuencia.

 

Estas son algunas de las plantas con poca necesidad de riego:

 

  • Cactus: como los cactus comunes, las suculentas, el aloe vera.
  • Aromáticas: romero, lavanda, tomillo.
  • Enredaderas: madreselva, parra virgen.
  • Herbáceas: geranios, clavel chino, gazania.
  • Arbustivas: rosales, piracanta, adelfa, lanata.
  • De interior: poto, sansevieria, kentia.
  • Árboles: almendro, mimosa, olivo, higuera.

 

Por otro lado, si notas que tu planta comienza a tener hojas de color oscuro a causa de hongos o pudrición, probablemente sea consecuencia de un alto nivel de humedad. En esta situación, evita el exceso de agua y encharcamientos, y coloca tu planta a pleno sol solo por un ratito para favorecer la rápida absorción.

 

regar plantas

¿Cuál es el mejor sistema de riego para mi planta?

En general, existen distintos sistemas de riego automático que nos permiten mantener la humedad, ahorrar agua y garantizar un correcto cuidado de nuestra planta:

 

Sistema de gotero casero

Es un método eficaz que puede servir tanto para plantas en macetas y jardineras, como para las que se encuentren en nuestro jardín, sin importar el tamaño.

 

Consiste en llenar una botella de plástico con agua, cerrarla y abrir un pequeño orificio en la tapa con ayuda de una aguja. Acto seguido, colocarla boca abajo sobre la tierra de la planta, así irá tomando el agua que necesite cuando la tierra se seque.

 

Dependiendo del tamaño del orificio, la botella se vaciará más o menos rápido, pero es muy importante revisarla constantemente en la parte inferior para asegurarse de que el orificio no se encuentre obstruido, ya que eso podría afectar el riego.

 

Sistema de aspersión

Consiste en un sistema de riego automático por un programador en el que el agua se distribuye por tuberías como una especie de lluvia fina. De hecho, el uso de aspersores o difusores también es una buena forma de ahorrar agua, evitar un sobreriego de la planta y la posible aparición de hongos.

 

Riego por inmersión

Este tipo de riego es muy común en las plantas epífitas como las orquídeas, consiste en introducir la maceta en un recipiente con agua en el que pueda entrar sin problemas, hasta que la tierra haya quedado bien empapada (unos 5 minutos, aproximadamente) y luego se saca, se deja escurrir un poco y se vuelve a colocar en el cubremaceta.  

Los 7 mejores consejos para regar tus plantas

El primer aspecto a tener en cuenta al momento de regar tus plantas es que cada especie es diferente, por lo tanto tiene necesidades diferentes. Por ejemplo, mientras las plantas acidófilas como las camelias o los helechos no toleran el agua del grifo con exceso de cal, las plantas tropicales o herbáceas como el Ficus lyrata o los geranios requieren de poca agua para su cuidado.

 

Una vez que ya sepas los requerimientos específicos de tus plantas, te invitamos a seguir estos prácticos consejos para su mantenimiento:

 

  1. Identifica la mejor hora para regar, ya sea a primera hora de la mañana o a la última hora de la tarde, esto se hace principalmente para evitar el efecto «lupa» que puede hacer que las plantas se quemen, ahorrarás agua porque al regarlas a esa hora no se evaporará por el calor y ayudarás a que la planta logre retener el agua y almacenarla por más tiempo.

 

  1. Recuerda que es preferible que las riegues pocas veces pero en profundidad, tomando en cuenta que el agua debe llegar a las raíces y mantener una humedad uniforme.

 

  1. El riego de las plantas que se encuentran en maceta depende del tamaño de la misma, si es pequeña, con menos frecuencia, si es grande, con más frecuencia.

 

  1. Aprovecha y riega tus plantas con el agua que sobre de cocinar las verduras (siempre y cuando no tenga sal), el agua del té sin acabar, la que usas para lavar las frutas o los vegetales, incluso aprovecha el agua de lluvia, todo suma.

 

  1. Usa macetas vidriadas o de plástico, ya que retienen mejor la humedad.

 

  1. Si vives en un país con estaciones o temporadas de lluvia o sequía muy marcadas, debes tomar en cuenta que esto afecta al momento de regar las plantas. Dependiendo del tipo de planta y la estación del año, se debe proporcionar más o menos cantidad de agua para que la planta se mantenga hidratada.

 

  1. El tipo de suelo también es algo que va a jugar a tu favor, asegúrate de que la planta esté en un buen sustrato, con todos los nutrientes que necesita, procura que sea rico en arcilla, ya que retiene mejor el agua y está apto para aprovechar más propiedades nutritivas.

 

Te invitamos a conocer mucha más información sobre tus plantas favoritas y sus cuidados en el blog de Plantas a Domicilio.