Publicado: Mayo 6, 2021

 

Hojas amarillas: Por qué ocurre y cómo solucionarlo

Por Equipo Editorial Plantas a Domicilio - Tiempo de lectura: 6 min

 

¿Te compraste una planta y de un día para el otro ves que su color verde tan característico se ha vuelto amarillo?

 

No te rindas y no la tires pensando que está muriendo, probablemente necesite más cuidados para que vuelva a ser la de antes y en el siguiente artículo te presentaremos una serie de consejos para solucionar este inconveniente.

 

¿Estás listo para conocer más? ¡Vamos allá!

 

Tabla de contenidos:

 

  1. ¿Por qué las hojas de mi planta se pusieron amarillas?

  2. Principales causas del amarillamiento en las hojas

    1. Exceso o falta de luz solar

    2. Problemas de riego

    3. Falta de nutrientes en el sustrato

  3. ¿Qué hacer si mi planta tiene las hojas amarillas?

 

Planta hojas amarillas

¿Por qué las hojas de mi planta se pusieron amarillas?

El nombre correcto para definir el color amarillo en las hojas es clorosis, ocurre cuando hay una deficiencia de clorofila, el pigmento indispensable para que ocurra el proceso de fotosíntesis, es decir, lo que le permite alimentarse del agua, la luz solar y los nutrientes de la tierra, y el responsable de su hermoso color verde.

 

La forma de clorosis más conocida es la clorosis férrica que, tal como su nombre lo indica, sucede cuando las hojas se tornan amarillas por falta de hierro en el sustrato. El hierro es necesario para producir la clorofila y que se ejecute de forma correcta el proceso de fotosíntesis.

 

Al no producirse la clorofila de forma adecuada, la planta no se alimenta bien, por lo que se pone más amarilla y frágil, y si el problema no se ataca pronto, la planta corre el riesgo de morir.

 

Debemos tomar en cuenta que cuando las hojas tienen un color amarillo intenso es solo una señal que nos indica que nuestra planta está necesitando cambios, ya sea porque no le hemos dado los cuidados correctos o porque necesitamos adecuarlos a la estación del año.

 

Igual no debes alarmarte por este último factor, es común que las hojas de tus plantas tomen un tono amarillento o naranja cuando es otoño, ya que hay un descenso de la temperatura, hasta puede que tu planta pierda algunas hojas. Pero no te preocupes porque en verano y primavera vuelven a crecer.

Principales causas del amarillamiento en las hojas

La clorosis no tiene una causa única, puede ser señal de diferentes enfermedades o carencias.

 

Para identificar el problema, debes tener en cuenta varios aspectos:

 

1. Exceso o falta de luz solar

Dependiendo del tipo de planta, el amarillamiento de sus hojas puede significar que está recibiendo exceso de luz solar o que le hace falta recibir más, en este caso tomarán un color más blanco, casi transparente.

 

Por eso es muy importante conocer bien las necesidades de tu planta, leer sobre sus cuidados y estar seguro si es una de esas plantas de interior que necesitan estar más expuestas a la luz o a la sombra, y así moverla al lugar que le haga bien.

 

2. Problemas de riego

La cantidad de agua con la que riegas tu planta es importante. En el caso de haber falta o exceso de riego, la planta te lo hará saber con el color amarillo de las hojas. Si hay falta de riego, es recomendable que estudies y conozcas las necesidades de la planta, pero si el problema se debe al riego excesivo debes tener en cuenta algunos factores.

 

Puede que el macetero no esté drenando el agua de forma correcta y se esté formando lodo, si al tocar la tierra se siente apelmazada, no se mueve y está muy húmeda, esto quiere decir que no drena bien y por lo tanto la planta no está absorbiendo los nutrientes que necesita del sustrato e incluso pueda que se esté ahogando y sus raíces se estén pudriendo.

 

Te recomendamos cambiar la tierra de macetero, airearla introduciendo tierra seca, o inclusive arena para mejorar su permeabilidad, y verificar que los orificios de la maceta no estén obstruidos para que así tenga un buen drenaje.

 

3. Falta de nutrientes en el sustrato

Las plantas necesitan minerales y nutrientes como el nitrógeno, el fósforo, el potasio y el hierro. Cuando los nutrientes de la maceta se agotan, la planta empezará a amarillear.

 

Muchas plantas necesitan un suelo con un nivel determinado de acidez, por lo que un desbalance en el pH puede ocasionar que la planta se vea afectada.

 

Por suerte existen kits especializados para medir el pH de la tierra, y así poder conocer con exactitud cuáles son las sustancias que le hacen falta a tu planta para así comprar el abono correcto u otros suplementos como las pastillas de nitrógeno o el quelato de hierro.

 

Es importante recalcar que si la planta crece y sus raíces empiezan a sobresalir, hay que trasplantarla, agregar tierra nueva y el abono correspondiente. Una buena recomendación es que puedas tener tu propia compostera en casa y así saber todo lo que recibe tu planta.



Hay aplicaciones móviles que tienen la función de decirte qué problema está teniendo tu planta con tan solo una foto. Es una excelente manera de saber cómo solucionarlo y compartir tu opinión con otras personas con el mismo problema, algunas de las más populares son:

 

  • Waterbot: esta app se centra más que todo en la frecuencia del regado de las plantas. Solo debes subir una foto de la planta a la app y se configurará el intervalo de riego, te enviará una notificación cuando toque regarla y podrás marcar un check para que el tiempo vuelva a reiniciarse.
  • Vera: plant care made simple: esta app te puede ayudar a darle un cuidado más completo a tu planta, ya que te permite configurar su horario de riego y fertilización, además podrás subir fotos para ver el progreso y tendrás un apartado para conocer más tips sobre los cuidados de las plantas que tengas.
  • Plantsss: esta app tiene un glosario muy amplio de plantas y flores, lo que te permitirá identificar casi cualquier especie y acceder a una ficha donde podrás observar sus cuidados, frecuencia de riego y fertilizante, etc.

 

No te rindas y sé persistente, al empezar con los cuidados que tu planta necesita, se recuperará más pronto de lo que crees, es cuestión de saber reconocer las señales y estar dispuesto a investigar, realizar los cambios que la planta requiere y, si es necesario pedir ayuda o asesoría, puedes escribirnos en nuestras redes sociales o visitar nuestro sitio web y te ayudaremos con mucho gusto.