Publicado: Mayo 5, 2021

 

Cómo trasplantar una planta: pasos y consejos

Por Equipo Editorial Plantas a Domicilio - Tiempo de lectura: 6 min

 

Trasplantar es un proceso que todo el que tenga plantas tendrá que hacer ocasionalmente, esto puede tener muchas razones. Por ejemplo, nuestra planta ha crecido demasiado o queremos colocarla en una maceta que combine mejor con la decoración de nuestro hogar.

 

Trasplantar es imprescindible para mantener sanas nuestras plantas y es un proceso que debemos llevar a cabo con cuidado.

 

¡Aquí te decimos todo lo que tienes que saber sobre el proceso!

 

Tabla de contenido:

 

  1. ¿Qué es trasplantar y para qué se hace?
  2. ¿Cuándo trasplantar una planta?
  3. Materiales necesarios para el trasplante
  4. ¿Cómo trasplantar una planta paso a paso?
  5. Consejos para el trasplante

 

¿Qué es trasplantar y para qué se hace?

Trasplantar es el proceso en el cual sacamos a la planta del lugar donde se encuentra sembrada y la trasladamos para volverla a sembrar. Esta puede ser sembrada en la misma maceta en la que estaba, solo que con un sustrato nuevo, o podemos pasarla a otra maceta de mayor tamaño o quizás plantarla en nuestro jardín.

 

Trasplantarla es súper importante si queremos que sus raíces estén sanas y para garantizar el correcto desarrollo y crecimiento de la planta. El mayor beneficio que brindará el trasplante es que la fortalecerá.

 

¿Cuándo trasplantar una planta?

El trasplante de las plantas es un proceso sencillo, a pesar de esto, le puede generar estrés a las plantas. Así mismo, es importante entender que escoger el momento correcto para trasplantar es uno de los factores clave para que el proceso sea exitoso. Es por eso que queremos enseñarte la manera correcta de hacerlo para evitar el shock por trasplante.

 

Idealmente la planta debe ser trasplantada antes de empezar su época de floración o época de crecimiento. Para la gran mayoría de las plantas esta época es entre final del invierno y comienzos de primavera. Sin embargo, te recomendamos investigar sobre los ciclos de tu planta para confirmar la información.

 

La única circunstancia en la que se recomienda trasplantar en mitad de temporada o época de crecimiento es si la planta es recién comprada y su maceta es muy pequeña, puesto que en ese caso se debilitaría.

 

Para que las plantas crezcan sanas y duren mucho tiempo hay que trasplantarlas con cierta frecuencia. La gran mayoría de las plantas, aquellas que crecen a un ritmo promedio, deben ser trasplantadas cada año. Así también, hay otras que pueden ser trasplantadas con menos frecuencia, cada dos o tres años. Esto debido a que son plantas de crecimiento lento.

 

Materiales necesarios para el trasplante

Por suerte para nosotros los materiales para realizar un trasplante son muy fáciles de conseguir, sea en casa o en el vivero más cercano. Estos son los siguientes:

 

  • Agua para regar
  • Maceta nueva
  • Sustrato
  • Fertilizante
  • Tijeras de poda
  • Arcilla
  • Palas de jardinería
  • Guantes de jardinería

Paso a paso: cómo trasplantar una planta

Los pasos para trasplantar una planta son los siguientes:

 

1. Investigar sobre tu planta y sus necesidades: a pesar de no aparecer en muchas de las listas de pasos para trasplantar, este paso es sumamente importante. El mundo de las plantas es muy amplio, por esto hay una gran variedad de especies de plantas de interior y exterior.

 

Cada especie tiene necesidades especiales y responde diferente al trasplante, por eso es esencial investigar a profundidad cuál es el tipo de planta que tenemos, sus características y los detalles especiales que hay que tener en cuenta.

 

2. Preparar los elementos que serán utilizados: al igual que las personas, las heridas de las plantas pueden complicarse, es por eso que se recomienda esterilizar las herramientas como las tijeras de poda.

 

También te recomendamos utilizar herramientas como guantes de jardinería o cueros para evitar heridas en el trasplante de plantas con espinas como cactus.

 

3. Prepara la base de la nueva maceta: cuando trasplantas tu planta es importante agregar una capa de drenaje, puede ser con gravilla, en la parte inferior del macetero.

 

Esto ayudará a evitar el encharcamiento de las raíces. La maceta debe tener un tamaño adecuado para brindarle espacio de crecimiento a la planta.

 

4. Prepara el sustrato adecuado: aunque sea difícil de creer, la tierra no es solo tierra. Deberemos crear una mezcla de tierra y arena, hay diferentes tipos de sustratos para diferentes plantas debido a las distintas necesidades. También se puede agregar superfosfato para ayudar al enraizamiento. El sustrato correcto ayudará con el crecimiento de la planta.

 

5. Extraer la planta: es importante ser cuidadosos con este proceso debido a que no queremos hacerle daño a ninguna parte de la planta. Si la maceta le había quedado pequeña a la planta es posible que el proceso sea más complicado.

 

6. Inspección general:  hay que revisar las raíces de nuestra planta antes de colocarla en su nueva maceta, para poder hacer esto afloja el cepellón. El cepellón es una masa de tierra que se deja pegada a las raíces al momento de trasplantarlas, puesto que algunas especies no resisten el trasplante a raíz desnuda.

 

7. Preparar las raíces: si las raíces parecen estar apretadas, hay mucha raíz en proporción a la tierra o tienen forma de espiral, habrá que cortarlas un poco haciendo cortes verticales con ayuda de las tijeras de poda.

 

8. Colocar la planta: coloca la planta con cuidado en su nueva maceta y cubre las raíces completamente con el sustrato y mezcla de tierra correcta.

 

9. Presiona el sustrato: una vez colocado se debe hacer presión para eliminar los espacios de aire. Al terminar, riega tu planta.

 

Tip extra: no coloques tierra hasta el borde de la maceta, porque al regarla esta se saldrá.

 

También está la posibilidad de trasplantar nuestras plantas a tierra, a pesar de ser el mismo proceso, tiene detalles diferentes.

 

  • En el caso de trasplantar a tierra, se debe hacer un agujero en el suelo, para esto hay que tener en cuenta el tamaño de la planta. Es importante conocer nuestra planta para escoger la nueva ubicación correctamente. Así como las plantas de interior se desarrollan mejor bajo ciertas condiciones, cuando trasplantamos a exterior debemos investigar si es mejor para nuestra planta recibir sol directo o plantarla cerca de algún árbol para que reciba sombra.

 

  • El siguiente paso del proceso es remover las raíces, es importante tener cuidado para no lastimarlas. También debemos sacudir un poco el cepellón.

 

  • Así como en el trasplante a maceta, es importante colocar superfosfato para ayudar con el enraizamiento. Luego de colocar la planta en la tierra debemos rellenar con la mezcla de sustrato y arena.

 

Muchas veces necesitamos reubicar las plantas en un jardín, sea por estética o por alguna necesidad de la planta.

 

Este trasplante es a raíz desnuda, es decir, las raíces están expuestas, puesto que no tienen tierra que las cubra, lo que comúnmente se conoce como cepellón.

 

Este tipo de trasplante ocurre cuando pasamos los plantones de los semilleros y los recolocamos en el suelo de nuestro jardín.

Consejos para el trasplante

 

  • Se recomienda regar la planta horas antes de su trasplante, pero debe ser un riego leve para no encharcar las raíces, eso complica su recuperación.

 

  • Cuando se vaya a realizar el trasplante se aconseja hacerlo en las horas de poco sol, de esta manera evitamos que la planta luche con el calor durante o justo después del procedimiento.

 

  • Después de ser trasplantada se recomienda que mantengas tu planta en una zona luminosa por dos o tres días. Idealmente luz solar indirecta, puesto que la luz directa la debilitaría. Así que debes pensar en una nueva ubicación si donde está no cumple con estas características.

 

  • Luego del trasplante, riega tu planta, esto ayudará a rehidratar sus raíces. Procura no regarla demasiado, puesto que esto encharcaría las raíces, lo cual es malo para la planta.

 

  • Al momento de trasplantar, las variaciones bruscas pueden resultar en problemas para que tu planta se adapte. Evita cambios drásticos de temperatura o sustrato.

 

Tip extra: como en Plantas a Domicilio queremos lo mejor para tus plantitas, te traemos la opción de tener una videoconsulta para su cuidado. Además, cuando compras tus plantas con nosotros, ¡el servicio del trasplante está incluido! Te llevamos la tierra ya preparada para dejar a tu planta lista.

 

Hay muchos cuidados que se deben llevar a cabo en el día a día para mantener sanas nuestras plantas, sea colocarlas o guardarlas del sol directo, regarlas con la cantidad correcta de agua y garantizar que tenga buen drenaje.

 

Así también, hay procesos como el trasplante que se deben realizar ocasionalmente que son vitales para nuestras plantas de interior o exterior. Por eso tenemos la información que necesitas para llevar a cabo el proceso de la mejor manera posible.

 

Síguenos en nuestras redes sociales para encontrar todo sobre plantas, recomendaciones, una gran variedad de especies para comprar o tips de sobre el cuidado de tus nuevas plantas.