Publicado: Julio 12, 2021

 

Cómo reducir el consumo de plástico y hacer macetas recicladas

Por Equipo Editorial Plantas a Domicilio - Tiempo de lectura: 8 min

 

El plástico es extremadamente popular y común en nuestro día a día, su versatilidad lo hace uno de los materiales más utilizados en todas las industrias de la actualidad, así como en nuestros hogares. Sin embargo, este material tan increíble presenta un problema de gran magnitud, puesto que su impacto ecológico es sumamente grave.

 

Eliminar el plástico no parece una tarea posible, pero en un mundo donde existe la posibilidad de quedarnos sin peces en nuestros océanos y donde cada día producimos más plástico del que podemos reciclar es absolutamente necesario cambiar nuestras maneras y nuestra cultura alrededor de este material.

 

Es por eso que te traemos todo lo que tienes que saber sobre el uso del plástico y compartimos algunos consejos para reducir su consumo. ¡Anímate y toma acción!

 

Tabla de contenido:

 

  1. El plástico en el medio ambiente
  2. Usos y composición del plástico
  3. Consejos para reducir el plástico
  4. Reciclaje de plástico
    1. Ideas de macetas recicladas

 

reducir plastico

El plástico en el medio ambiente

La contaminación por plástico es la acumulación de productos sintéticos conocidos como plástico, en cantidades tan grandes que causan contaminación y problemas para la vida marina y otros animales y sus hábitats. Así mismo, la contaminación por plástico también daña a algunas comunidades humanas.

 

La Fundación Ellen McArthur trabaja con el concepto de economía circular para la disminución del impacto ambiental que acompaña la producción de bienes. Según su estudio «The new plastics economy», para el año 2050 los océanos pueden llegar a tener más plástico que peces.

 

Para el año 2020 ya se contaban 150 millones de toneladas métricas de basura flotando en los océanos, con 8 millones de toneladas de plástico adicionales que terminan en el mar anualmente. La producción de plástico es tan masiva en la actualidad que entre el año 2000 y 2010 se produjo más plástico que en todo el último siglo.

 

Aunque la realidad es que el plástico no es el problema, nuestra cultura lo es. En el reporte «Plastics, the environment and human health», el científico de cabecera Richard Thompson dice: «El plástico es un material con una vida útil muy larga, pero tratamos a este material como descartable, usar y botar. Esto hace que luego de un año termine en el mar donde se quedará por siglos».

 

También es oportuno conocer sobre los microplásticos, estos son pedazos de plástico de menos de 5 mm, producto de la fragmentación de piezas más grandes. La razón de su importancia es que estas pequeñas partículas son dañinas para la fauna marina.

 

Estudios científicos han demostrado la presencia de microplásticos en una gran cantidad de especies marinas. Sin embargo, esta no es la única fuente de consumo humano que se ha visto afectada por la presencia de microplásticos. Estos también pueden encontrarse en la mayoría de las marcas de sal y el agua del grifo.

 

Estos descubrimientos han propulsado investigaciones científicas para determinar el impacto que tiene el consumo de microplásticos para los humanos. Aunque hasta el momento no hay evidencia de que generen daños, no se sabe a ciencia cierta si nos afectan o no.

 

Usos y composición del plástico

Plástico es un término paraguas que se utiliza para referirse a una gran variedad de compuestos sintéticos y semisintéticos. Específicamente, el plástico es un material polimérico cuya característica resaltante es su capacidad de ser moldeado con facilidad. Está compuesto por celulosa, gas natural, carbón, petróleo y sal.

 

La versatilidad de este material es una de las razones por las cuales se usa en todos los sectores que te puedas imaginar. Entre estos, el plástico es importante en áreas como: industria automotriz y transporte, electrónica, salud, agricultura, deportes, construcción, y, como sabemos, también tiene una infinidad de usos en el hogar.

 

Es importante entender que la vida del plástico va mucho más allá de lo que observamos, incluso de lo que imaginamos. Este material es extremadamente difícil de degradar, tarda años en descomponerse. La razón de esto es sencilla, el plástico no es un compuesto natural, hay muchos químicos y procesos detrás de su existencia.

 

El plástico puede tardar entre 20 y 500 años en descomponerse, aproximadamente. El tiempo que tarde está determinado por algunos factores técnicos como la estructura, el material, la exposición al sol y más. Los plásticos absorben la radiación solar, esta rompe las moléculas del polímero, degradándolo. El proceso se llama fotodegradación, este es practicado en algunos botaderos de basura para acelerar el proceso.

 

En la cotidianidad usamos muchos productos plásticos sin tener en cuenta el tiempo que permanecerán en el ambiente luego de ser desechados, por eso queremos mostrar la línea de vida y descomposición de algunos plásticos:

 

  • Bolsas plásticas: 20 años
  • Popotes o pajitas de plástico: 200 años
  • Botellas de plástico: 450 años
  • Cepillos de dientes: 500 años

Consejos para reducir el plástico

La realidad es que aunque ha habido algunos avances de los gobiernos de algunos países hacia la disminución del consumo de plástico, este es un material que no va a desaparecer pronto, por lo cual, lo mejor que podemos hacer es seguir concientizando nuestro uso individual y como sociedad.

 

Algunos consejos para reducir el consumo de plástico:

 

  1. Usa bolsas de tela u otras alternativas de bolsas reutilizables, evita las de plástico.
  2. Evita comprar botellas de agua plásticas y lleva tu termo a donde vayas
  3. Evita los popotes a toda costa
  4. Utiliza botellas y envases de vidrio en casa
  5. Compra a granel
  6. Prefiere juguetes de madera
  7. Intenta comprar productos de higiene personal ecológicos
  8. Evita los productos de limpieza que vengan en envases de plástico
  9. Evita los productos desechables o plásticos de un solo uso, como cubiertos y vasos
  10. El papel y el cartón son la mejor alternativa
  11. Compra todo lo que puedas fresco y de manera local (para evitar que sea empaquetado)
  12. Reutiliza todo lo que puedas
  13. Evita comer chicle
  14. Busca las alternativas ecológicas a tus productos plásticos, como cubiertos de madera o popotes de metal
  15. Sustituye el plástico para envolver alimentos y tuppers por envases de vidrio para conservar tu comida
  16. Utiliza cerillos y no encendedores
  17. Considera usar la copa menstrual en vez de tampones o toallas sanitarias
  18. No utilices afeitadoras desechables, usa las eléctricas.

 

Reciclaje de plástico

Es importante entender que evitar o disminuir el uso del plástico no es lo mismo que reciclar, hay personas que dedican esfuerzo en llevar una vida completamente libre de plástico, aun así, para quienes no pueden asumir ese compromiso, la siguiente mejor opción es reciclar.

 

Cuando este no es reciclado termina en lugares de desecho común, donde permanecerá por muchos más años de los que nos podemos imaginar. El reciclaje de plástico no es sencillo. No todos los plásticos son reciclables y los procesos y esfuerzos previos para llevar a cabo esta acción presentan sus problemas. Así también, hay un largo camino por recorrer en avances tecnológicos, para hacer que los procesos, equipos e infraestructura actuales puedan separar los plásticos que son desechados de la basura común para reciclar todos los tipos de plástico por completo.

 

De igual manera, procesar en masa algunos de estos es muy costoso y complicado. A pesar de esto, se han buscado maneras de innovar y optimizar los procesos de los plásticos que sí pueden reciclarse. Algunas de las medidas tomadas se enfocan en facilitar la separación de los residuos plásticos una vez que han sido desechados.

 

Existen compañías que se han ocupado de reciclar o tratar de la mejor manera los plásticos que utilizan en sus procesos, así como también han instituido el concepto de plástico retornable, lo cual facilita mucho la concentración de este material en un solo lugar y ahorra a la empresa pasos previos como transporte y separación, este mismo concepto de retornabilidad también ha sido implementado por municipalidades en varios países del mundo para, al igual que las compañías, facilitarse algunos pasos.

 

Hay muchas empresas cuya filosofía es la sustentabilidad y ser ecológicos. Algunas de estas son:

 

  • Allbirds: Esta compañía de calzado es reconocida por su sustentabilidad, sus modelos de zapatos se hacen con materiales ecológicos como pulpa de eucalipto o espuma de carbono derivada de azúcar. La compañía hace los cordones de sus zapatos de plástico reciclado.
  • Everlane: Marca de ropa también conocida por sus procesos ecológicos y sustentables, tiene una colección de abrigos y suéteres hechos de botellas plásticas recicladas.  
  • Replas: Compañía australiana que fabrica muebles de exterior, porches, enrejado u otras estructuras construidas a base de varios tipos de plásticos reciclados y otros desechos de hogar.
  • Batoko: Esta marca hace trajes de baño a base de botellas de plástico recicladas. Hasta ahora han empleado más de 300,000 botellas.
  • Suga Mats: Recicla trajes de surf de neopreno (un tipo de plástico) y los convierte en mats de yoga.

 

Cada día se crean más compañías innovadoras con labores admirables, la gama de productos que ofrecen es impresionante. No solo ayudan a concientizar a las personas, sino que generan un mercado ecológico y sustentable. Por esa razón, te hacemos la invitación a apoyar a compañías como estas, siempre hay una alternativa mejor.

 

reducir plastico

 

Así como también hay muchos países dando grandes pasos en la materia de los plásticos. Algunos ejemplos de estos avances son:

 

  • Canadá ha declarado el plástico como un material tóxico, con esta medida esperan limitar la producción de plástico y disminuir la posibilidad de que llegue a los ecosistemas.
  • Perú ha restringido el uso de los single use plastics, plásticos desechables.
  • El parlamento europeo aprueba la prohibición de los plásticos desechables en el continente.
  • Creación y lanzamiento de la iniciativa New Plastic Global Economy Commitment, en este acuerdo, 250 organizaciones, responsables del 20% de la producción de envoltorios y empaques plásticos del mundo se comprometen a reducir su impacto ambiental y contaminación.
  • La empresa United Airlines y otras aerolíneas dejarán de usar plásticos en sus vuelos y lo sustituirán por alternativas sustentables.
  • Muchos estados de países como México, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Brasil y demás prohíben el uso de popotes o pajitas.
  • Ciudad de México prohíbe los plásticos de un solo uso y aquí se incluyen las bolsas de plástico, toda la información relevante se encuentra en el reporte de la Secretaría para el Medio Ambiente.  
  • El término «Single use, desechable» fue la palabra del año en el 2018 en un esfuerzo por crear conciencia alrededor del término y los problemas ambientales que causa.

 

Como estos, muchísimos otros avances y legislaciones han sido implementados en un gran esfuerzo para solventar el problema del plástico.

 

Ideas de macetas recicladas

Los problemas de la utilización de plástico son muchos, entre ellos, lo complejo de su reciclaje y su característica «single use», que significa que la mayoría de los plásticos son desechados luego de un solo uso. Es por esto que, como amantes de las plantas y el ambiente, te traemos una lista de ideas para crear tus propias macetas recicladas con distintos materiales.

 

  • Macetas de botellas de plástico
  • Macetas de caucho
  • Macetas de balones
  • Macetas de barro o cemento
  • Macetas de sacos de café
  • Macetas con cajas de madera o palettes
  • Macetas de latas de aluminio

 

Una vez que ya hayas decidido qué clase de maceta vas a usar, en Plantas a Domicilio tenemos una increíble selección de plantas tanto de interior como exterior para que adornes tu hogar de la mejor manera posible.

 

También contamos con varias opciones de nuestras macetas hechas de barro. Este es un material increíble, que no solo se verá muy bien en tu hogar, sino que tiene cero impacto ambiental, ya que no es contaminante. De hecho, muchos expertos llaman a la utilización de materiales como el barro, adobe y demás como la alternativa ecológica al plástico.

 

Como hemos podido ver el plástico presenta una problemática bastante compleja, ¿cómo nos deshacemos de algo que está en todos lados, cómo lo limitamos si es tan útil? La clave está en la concientización y los esfuerzos tanto individuales como sociales por educar y optimizar su uso, ten siempre presente que se puede reducir, reciclar y reutilizar. Como lo dijo el doctor Richard Thompson, el plástico en sí no es malo, es un polímero increíble, la cuestión está en su aprovechamiento y manejo correcto.

 

Por eso, te invitamos a que te animes a implementar nuestros consejos en la medida de tus posibilidades y tener un ojo más crítico al momento de comprar, usar y desechar productos del día a día.